Luzazul

 

2018

LUZAZUL resume la imaginería tan personal y reconocible de la artista madrileña Irene Cruz. Las fotografías que conforman esta serie son claros ejemplos de las escenas cinematográficos que suele crear la artista y en ellas podemos disfrutar de algunos de los elementos más frecuentes de su producción: mujeres (y hombres) sin rostro ni identidad que ocupan enigmáticos paisajes y se enfrentan, de algún modo, a su soledad y su deseo, su melancolía y su vulnerabilidad. Con estos elementos Cruz presenta un universo íntimo y personal … un universo con el que nos anima a sentir, reflexionar, experimentar:  

“quiero que imaginen, que sientan la tierra mojada bajo sus pies descalzos, que se pierdan en el espacio natural y a su vez en el temporal, que reflexionen atraídos por el misterio de mis imágenes.” 

Busca especialmente destacar el aire onírico y casi surrealista que se respira en todas las obras, especialmente gracias a una luz poética, bucólica, melancólica. A pesar de ser escenas construidas con elementos reconocibles y palpables, esa luz nos transporta a un mundo casi onírico en el que se entremezcla realidad y ficción, memoria y presente, vida y sueño. En las fotografías y videos parecen materializarse por fin los sueños y los recuerdos haciéndonos evocar, sin lugar a dudas, unas palabras del conocido filósofo alemán Walter Benjamin (1892 – 1940): “materia es lo soñado.”

Naiara Valdano